sábado, 15 de octubre de 2016

Pelos, vermut y lectura

Las Microlocas. el colectivo de escritoras formado por Teresa Serván, Isabel Wagemann, Isabel González y Eva Díaz Riobello, estuvieron en el Librerío de la Plata (Sabadell, Barcelona) para hablarnos de su libro de microrrelatos Pelos, publicado por Páginas de Espuma. 
Juan Casamayor, su editor, nos habló de este libro, dijo que nos encantaría, ellas eran asombrosas y teníamos que leer Pelos

¿Pelos? Sí, ese es el título, un título desconcertante, llamativo e intrigante que me causó gran curiosidad. 

El libro llegó por correo junto con una botellita de shampoo -habeís leído bien- una botellita de shampoo cuyos ingredientes indican «Aceite escencial de Eva Díaz Riobello, fragancia cítrica de Isabel González, Teresa Serván ligeramente desmineralizada, conservante natural Isabel Wagemann, colorante hidrosoluble Virgina Pedrero y altas dosis de activos espumosos».

Por si quedaba alguna duda el regalo incluye instrucciones de uso: 
«selecciona un cuento y distribuye la lectura de manera uniforme, aplicando un masaje sobre la imaginación, deja que haga efecto antes de pasar al siguiente relato, enjuaga con abundancia. Mejor si te entra en los ojos. Mejor si te pica. Suave para los ásperos. Bronco para los suaves. Aroma a olvido o deseo. Róbalo. Cómpralo. Regálalo. Úsalo como aliño en el plato enemigo. Escribe con su espuma te quiero en el espejo empañado de un baño».

Las instrucciones eran detalladas, precisas y muy tentadoras, así que sólo me quedaba ser atrevida, lanzarne a la aventura y pasar una primera sesión de ¡Pelos!

El primer microrrelato me encantó y ya no pude parar de leer; cuando digo el primero, no me refiero al número uno, porque la lectura no la hice en orden, iba abriendo el libro al azar, saltando de páginas y descubriendo cada uno los pelos (de los microrelatos), sin excepción, tienen color, textura, aroma, movimiento; son dulces, amargos, sensibles, contundentes, eróticos, ácidos. Toda la melena trenzada en once apartados que contienen más de un centenar de microrrelatos en los que no puedes parar de pensar, sonreír, suspirar, recordar, añorar, desear o sentir. En la segunda lectura me detuve con calma en las ilustraciones de Virgina Pedrero, que no solo son preciosas sino que son parte de cada historia.

Las Microlocas en el Librerío de la Plata

Después de la tercera y por fin, ordenada lectura, tenía muchas ganas de conocer a las Microlocas. La editorial Páginas de Espuma y el Librerío de la Plata organizaron un encuentro con los lectores el 1 de octubre de 2016 y ahí estuvieron Teresa Serván, Isabel Wagemann, Eva Díaz Riobello e Isabel González (en la distancia, pero muy presente en la lectura).
Ellas son fabulosas y nos hicieron disfrutar con sus comentarios, su buen humor y sus pelos, los de cada una y los de todas, porque ellas crean así, por separado y en conjunto. Trazan su proyecto y van escribiendo de manera individual, compartiendo impresiones y construyendo su propio universo para luego converger, discutir y unificar el texto que nos ofrecen como un todo congruente. Se dice fácil pero sin duda es un proceso complejo que da fe del oficio de estas cuatro escritoras.
Isabel Wagemann, Alma Reza, Teresa Serván, Eva Díaz Riobello
Pelos es un libro de microrrelatos que se lee una y otra vez, es un libro ilustrado con historias que se observan, historias con melodía propia a las que solo les faltan la percepción del lector.
¿Necesitas una lectura diferente? ¿tienes espíritu aventurero? o ¿te pica la curiosidad? Aquí puedes comenzar a leer estos Pelos
Nuestras recomendaciones de uso:
Leáse por la mañana, en el transporte público, de camino al trabajo, a la hora del descanso, entre comidas y alguna dosis antes de dormir. Leer, reflexionar y sobre todo, compartir. ¡Que los disfrutes!